Apariciones en medios

Deanna Mason: Juguetes para su edad

Esta semana he tenido la suerte de acudir a una charla de lo más reveladora sobre los juguetes que debemos comprar a los niños impartida por Deanna Mason, experta en educación y salud familiar, y organizada por Evercom. Yo esperaba un listado de tipos de juguetes adecuados y sus beneficios en los infantes. Y así fue, pero hubo mucho más. Mucho mucho más. Toda un filosofía de crianza basada en la Paternidad Proactiva.

Como casi siempre, la base está en los límites, tanto para los niños, como para los adultos. Y aquí entramos de lleno en los regalos de Navidad. Independientemente de la edad del niño tenemos que tener claras una ideas principales. La primera es que los peques no están preparados para discriminar entre todos los estímulos de marketing y publicidad que le llegan desde los medios de comunicación y soportes publicitarios. No tienen la experiencia ni la base necesaria para saber si lo quieren de verdad o están inducidos a quererlo y ahí tenemos que estar nosotros para explicare por qué sí es una elección adecuada o por qué no lo es (¿Es muy parecido a lo que ya tiene? ¿Se adapta a sus gustos? ¿es resistente y de calidad? Hay que explicárselo).

Nosotros tenemos que tener claro que hay juguetes maravillosos que les ayudan en su desarrollo, otros que no afectan casi nada y, los peligroso, otros que ralentizan o dañan este desarrollo. Somos los inspectores de los objetos con los que juegan nuestros hijos y todos los juguetes deben de pasar por nuestro control de calidad paterno antes de llegar a sus manos.

También no encargamos de crear, en la medida de lo posible, un ambiente sano en el que prime la felicidad e ilusión del niño sobre el ansia consumista y posesiva. Con regalos continuos y en grandes cantidades sólo se consigue que el niño aprende a atener objetivos inmediatos que consigue sin esfuerzo y desecha inmediatamente después para sustituirlo por otro. la sensación de insatisfacción es constante. En cambio, con pocos regalos, damos la oportunidad a los peques de disfrutar de su objeto de deseo con calma, tranquilidad e ilusión, sin esperar nada más, porque está habituado a no tener nada más. En este punto es imprescindible concienciar a los familiares y allegados de esta realidad para que no les llenen de obsequios y tiren por la borda todo nuestro trabajo. La sistema del amigo invisible es ideal en Navidad: sólo un regalo por parte de los familiares y los tres que se encuentre en casa.

Un sistema que suele funcionar para evitar la ansiedad del "No" directo es que el niño haga una lista de lo que quiere, que pueda cambiar cuando quiera tachando cosas, agregando nuevos objetos, etc... La lista puede ser todo lo larga que quiera, pero tiene que entender que en Navidad sólo le llegaran tres cosas de las que ha apuntado; en su cumpleaños, una, etc, etc... Él sabe que los que hay en la lista llegará antes o después (o no, si cambia de gustos y borra algo por otra cosa. Pero ese es un concepto que aún no domina).

La cuestión está en prevenir que se den cierto tipo de comportamientos antes de que se detecten, aunque si ya tenemos el problema encima también tenemos herramientas para solucionarlos. La base es contar con información de calidad experta que podamos adaptar a nuestras situaciones en particular. Y, en caso, necesario contar con ayuda de expertos.

Deanna se dedica a dar este tipo de asesoramiento a familias que lo necesitan. Al no contar con subvenciones públicas el coste de estas sesiones no están al alcance de todo el mundo como a ella le gustaría. Por eso, va a sacar para primero de año unas clases en formato vídeo para acercar la información de calidad basada en estudios científicos probados a la mayor cantidad de familias posible. Y como lo mejor es empezar por el principio, la primera clase estará dirigida a parejas que van a tener un bebé o que tienen un recién nacido. Muchas no han tenido un bebé a su cargo antes, como fue mi caso, y de repente se sienten perdidos e inseguros hacia su nueva situación como padres. Le seguirá una clase de masajes para bebés y niños pequeños y otras ponencias sobre los tópicos más habituales con los que podemos encontrarnos. Estas clases se pueden adquirir para uno mismo o como regalo a terceros.

Asimismo, nos presentó "Qué hacer para que tu hijo no sea un imbécil", un libro escrito por ella en el que da recomendaciones para que los niños no se conviertan en adolescentes sin valores, egocentristas, tiranos o irresponsables. En la preadolescencia, nuestros hijos se dan de bruces con una búsqueda del yo interior en la que se asientan bases muy importantes que marcarán su etapa adulta. Tiene que encontrarse a si mismos y eso no es tarea fácil. Muchos se pierden en el camino y hay que ayudarles a retomar el sendero.

Centrándonos en el título de la charla. Nos dio unas pautas para acertar con los juguetes de los niños según sus edades.

De 0 a 3 meses: Seguridad
- En realidad no necesitan ningún juguete, pero si queremos regalarle algo, lo mejor son mantitas o peluches con nuestro olor porque es lo que más seguridad les da. Eso significa que tendremos que abrazar el juguete o dormir con él para que tenga nuestro aroma.
- Los arcos de actividades pueden mejorar su coordinación y fuerza.
- Muy importantes las rutinas para afianzar su sensación de seguridad.

De 3 a 6 meses: Dentición
- Lo ideal en estas edades son los mordedores porque les alivia y ayuda en este proceso tan doloroso en el que se ven inmersos.
- Los sonajeros potencian su coordinación.

De 6 a 12 meses: Nuevos aprendizajes
- El mejor regalo es la atención de sus padres. Empieza la comunicación con balbuceos y sonidos y quieren una respuesta por nuestra parte (imitación, onomatopeyas, hacerles caritas, sonrisas...). También es la época en la que se suele desarrollar una apego exacerbado. Gritan y lloran si desaparecemos de su vista. Es precioso hacerles mil fotos, pero hay que tener en cuenta que no podemos perder el norte y mirar a nuestro bebé a través de una pantalla. Ellos necesitan que les miremos a los ojos y el contacto directo. Las rutinas son siempre importantes, pero a estas edades lo son aún más.
- Es un momento en el que encuentran nuevos usos a sus antiguos juguetes.

De 12 a 18 meses: Lenguaje
- El cuento de la noche cobra muchísima importancia ya que los conocimientos se asientan mientras dormimos. Conseguimos que amplíen su vocabulario. Se recomiendan libros con imágenes ya que ayudan a mejorar el desarrollo del lenguaje.
- Juguetes que potencien el movimiento como los de arrastrar (coches, por ejemplo).

De 18 a 24 meses: Coordinación
- Mesas de actividades para potenciar su coordinación.
- Cds de música para que bailen y canten. Potencian el desarrollo del lenguaje y la memoria. No se recomiendan vídeos musicales porque el noventa por ciento de las veces se consigue el efecto contrario y el niño se queda quieto con la vista fija en una pantalla.

De 24 a 36 meses: Imitación
- Les encantan los juguetes en los que adoptan roles de la vida cotidiana como los disfraces, herramientas, maletines médicos, cocinitas...
- Los libros sobre cosas cotidianas son ideales para su aprendizaje en estas edades.
- Es un momento perfecto para incidir en la educación emocional. No saben expresar sus sentimientos, así que debemos hablar con ellos y enseñarles mucho vocabulario para que puedan expresarse correctamente. Papel, libros de colorear y pinturas son herramientas muy útiles para que el niño se exprese emocionalmente, ya que fomentan su capacidad de comunicación.

De 3 a 5 años: Imaginación
- Es la edad del Pensamiento mágico, en la que los niños mezclan los límites de la realidad y la imaginación. Las mentiras son constantes porque ellos no son conscientes de que mienten. Muchas veces nos cuentan cosas que han soñado,  visto en la tele o escuchado en algún lugar tomándolas como algo que les ha pasado en realidad. Tenemos que dirigir al niño con mucha mano izquierda porque, lo que para nosotros es evidente que no es cierto, para el peque supone una fuente inagotable de frustración porque la persona en la que más confía no le cree. Hay que buscar el equilibrio entre pensar que es un mentiroso compulsivo y alimentarle excesivamente esa imaginación y confundirlo más aún. Ayudan mucho los disfraces, teatros, trucos de magia y juegos de imitación.
- Es el momento de introducir juegos de mesa sencillos basado en las relaciones y la cooperación.

De 5 a 8 años: Deporte
- Es la época de la energía sin límite que hay que canalizar por medio del deporte sobre todo en equipo. Pelotas, raquetas, aros de gimnasia...
- Es el momento ideal para aprender a montar en bici o patinar.
- Los kits científicos les ayudan a potenciar su desarrollo cognitivo.
- Libros con más letras que dibujos.

A partir de los 8 años: Peticiones
- Tenemos que esforzarnos por escucharles más, comprenderles y ponernos en su lugar. Empieza su búsqueda del verdadero yo. Tenemos que atender sus peticiones, lo que no significa darles todo lo que piden. Si nuestra respuesta es "No" debemos explicarles por qué.
- Hacerles partícipes de las decisiones y elegir los juegos juntos.

Hay que tener en cuenta que cada niño es un mundo y que los límites recomendados pueden variar según la evolución o madurez de nuestros peques.

El debate me resolvió muchísimas dudas. Deanna nos escuchó y contestó a todas las preguntas que le planteamos antes y después de su ponencia. Además, Mónica, de Paraíso Kids, me explicó un juego buenísimo para inculcar responsabilidad y autonomía en los niños. Los míos son, a lo mejor, un poco pequeños para lo que me planteó, pero en cuento les vea preparados voy a ponerlo en practica. Espero que lo explique ella en su blog porque es una idea buenísima.

Fue una charla realmente interesante y productiva que acabó en un delicioso desayuno en muy buena compañía.


Fuente: Deanna Mason: Juguetes para su edad | Blog de una Madre Desesperada - wwwblogdeunamadredesesperada.blogspot.com.es

Contacto

Email:
Webwww.deannamariemason.com

Formas de Pago

Paypal te permite pagar directamente mediante tu tarjeta de crédito. Consúltame si tienes alguna duda.

logo paypal tarjetas