Blog sobre Paternidad Proactiva

Las Herramientas y Consejos que necesitas, basados en las últimas investigaciones y publicaciones científicas para tener seguridad y sentirte con el control de tu familia.

Consejos para mejorar nuestra atención

Consejos para mejorar nuestra atención

Cuando nos mudamos a otro país hay que hacer un millón de cosas diferentes, y tomar muchas decisiones. Además, una amplia variedad de personas demandarán tu atención, tiempo y energía.

Podemos sentirnos como si estuvieran tirando de nosotros en múltiples direcciones al mismo tiempo. Cuando esto sucede, acabamos quedándonos sin energía y sintiéndonos muy poco eficaces, y encima nos sentimos culpables, porque no se nos da bien esto de la multitarea (multi-tasking). Sin embargo, la realidad es que no estamos diseñados para hacer dos cosas a la vez. Por el contrario, lo que hacemos es ir cambiando nuestra atención entre dos o más focos que compiten entre sí. La velocidad con la que somos capaces de cambiar de una actividad a otra será lo que determine lo multitarea que aparentamos ser.

Por qué trabajar en modo multitarea puede acabar quemándote

En nuestro país de origen quizá fuéramos capaces de realizar muchas tareas, aparentemente de manera simultánea, simplemente porque las hemos hecho un millón de veces: nuestro cuerpo las lleva a cabo casi automáticamente, sin apenas participación de nuestro cerebro. Quizá hasta ahora funciones como poner la lavadora, corregir los deberes de tus hijos o preparar la cena te resultaban sencillas, pero si has cambiado de país pueden resultarte sumamente complicadas. ¿Por qué?

A pesar de que la rutina es la misma hay que tener en cuenta que el entorno ha cambiado, por lo que requiere más atención por tu parte. Aquí no vale poner el piloto automático; para todo se requiere una concentración total y absoluta.

Con el tiempo, este esfuerzo adicional, sumado a todos los cambios que hemos de introducir para adaptarnos al país, puede hacer que nos sintamos estresados. Acabamos teniendo la impresión de que nos pasamos el día corriendo y al final acabamos por poner en entredicho nuestras capacidades y por cuestionarnos a nosotros mismos.

La importancia de tomarse las cosas con más calma y abordar las tareas de una en una

Cuando nuestra mente ha de ocuparse de varias tareas a la vez la calidad de nuestros razonamientos empeora irremediablemente. Tomamos decisiones basándonos en información incompleta, ya que nuestra atención se ha visto arrastrada a otros asuntos antes de que hubiéramos procesado todos los datos disponibles. Esto hace que quizá nos arrepintamos luego de nuestra decisión, cuando hayamos tenido tiempo de reflexionar con calma.

En estos momentos no es que nuestra capacidad para razonar se haya visto afectada, sino que somos incapaces de tomar distancia y analizar la situación en su conjunto. Debido al estrés lo normal es que necesitemos una concentración mayor de lo normal.

Así pues, tomarse las cosas con más calma y obligarse a abordar los asuntos de uno en uno es una de las claves para poder tomar decisiones sensatas. Quizá tengamos que recabar ahora más información que antes, para así asegurarnos de que hemos captado correctamente todos los matices importantes de un tema. Para saber qué información necesitamos recabar tenemos que centrar nuestra atención lo máximo posible.

Técnicas para controlar nuestra atención

  • Deja de hacer listas interminables de «cosas pendientes». Da prioridad a los temas más importantes o urgentes y limita la lista de cosas por hacer a 3 o 4 tareas por día. Centra tu atención en estas tareas prioritarias.
  • Céntrate en lo esencial. Da prioridad a los temas relacionados con tu bienestar y el de tu familia. Cualquier otra cosa que quede fuera de estas prioridades se puede eliminar de tu lista de pendientes.
  • Apaga el teléfono cuando tengas que hacer algo importante. La mayoría de nosotros tiene el teléfono conectado a un sinfín de aplicaciones que nos distraen e impiden centrarnos en lo que es verdaderamente importante.
  • Enséñales a tus hijos a ser respetuosos y a estar en silencio cuando necesites concentrarte. No hay nada que distraiga más que un niño tratando de captar nuestra atención mientras estamos conduciendo medio perdidos en una ciudad desconocida o en medio de un tráfico intenso. Enséñales a los niños a entrar en «modo silencio»: es una estupenda estrategia para poder concentrarnos debidamente.
  • Di «No». No pasa absolutamente nada por decir que no cuando no hayas entendido del todo de qué te están hablando o cuando sientas que la decisión que te piden que tomes es demasiado precipitada. Puedes pedir que te den más tiempo para pensarlo, más información, más ayuda o bien puedes decir, sin rodeos, que «no». Siempre es sensato seguir la máxima de «más vale prevenir que curar».

Si eres capaz de controlar en qué centras tu atención te sentirás más dueño de la situación y más seguro de ti mismo a la hora de gestionar tu nuevo entorno. Cuando uno se siente sobrepasado por los acontecimientos puede acabar dudando de sí mismo. Para evitar esta sensación es bueno parar, dar un paso atrás y retomar el control de la situación. No todo el mundo ni todos los temas son importantes. Tienes derecho a elegir y a basar tus decisiones en tus necesidades y las de tu familia.


El conocimiento es poder

¿Qué trucos tienes tú para centrarte y avanzar en tus temas pendientes? ¡Cuéntanoslo!


Valora este artículo del blog:
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Domingo, 23 Julio 2017

Consejos Mensuales GRATIS

Términos y Condiciones

Selector de artículos

Últimos artículos

Contacto

Email:
Webwww.deannamariemason.com

Formas de Pago

Paypal te permite pagar directamente mediante tu tarjeta de crédito. Consúltame si tienes alguna duda.

logo paypal tarjetas