Blog sobre Paternidad Proactiva

Las Herramientas y Consejos que necesitas, basados en las últimas investigaciones y publicaciones científicas para tener seguridad y sentirte con el control de tu familia.

Claves para que tu bebé duerma en un ambiente seguro

Claves para que tu bebé duerma en un ambiente seguro

Mirar cómo duermen los bebés es una de las mejores experiencias para los padres. Su postura, la cara relajada y el ritmo de su respiración hacen que parezcan ángeles.

Los bebés recién nacidos pasan la mayor parte del tiempo durmiendo, normalmente entre 12 y 16 horas al día. Por lo tanto, dónde y cómo duermen es una parte muy importante de su bienestar. Los padres tienen que decidir dónde duermen los bebés, en qué posición y en qué ambiente y son responsable de que estas decisiones no le afecten negativamente.

EVITA LA ASFIXIA ACCIDENTAL Y LA MUERTE SÚBITA EN LOS RECIÉN NACIDOS

Todas las asociaciones de pediatras de prestigio recomiendan que los recién nacidos duerman boca arriba, sobre una superficie firme y libre de objetos sueltos como mantas, juguetes o almohadas que puedan bloquear sus vías respiratorias. Sin embargo, algunos padres no ponen en práctica estas recomendaciones, lo que puede derivar en asfixia accidental o muerte súbita del recién nacido.

Los bebés que duermen en una cama grande con ropa suelta, los que duermen boca abajo o los que tienen cunas llenas de almohadas o muñecos de peluche, suelen tener una amplia movilidad durante la noche aumentando el riesgo de que sus vías respiratorias queden parcial o totalmente bloqueadas.

Es importante tener en cuenta que hasta los 4 meses, los bebés solo respiran a través de la nariz. Además, no tienen capacidad para controlar y coordinar completamente su cabeza, brazos, piernas y cuerpo hasta los 5 meses. Esto significa que si por algún motivo se mueve y su cara queda cubierta o su nariz obstruida, no van a ser capaces de retirar ese objeto que les molesta para respirar. Por ello, los padres deben asegurarse de que el lugar donde descansa el niño, la posición y el entorno son seguros y permanecen así durante todo el tiempo.

ELIGE LA MEJOR POSICIÓN PARA DORMIR A TU BEBÉ

Por otra parte, las superficies planas son ideales para mejorar su respiración. Los niños que duermen en sillas de coches o Maxicosis, especialmente durante los primeros tres meses de vida, tienen menores niveles de oxigenación, lo que significa que reciben un nivel de oxígeno inferior a lo que necesitan para crecer de manera saludable. La razón es la posición curvada que adopta su cuerpo. En esta posición, los bebés no tienen suficiente fuerza abdominal para inhalar aire de manera correcta, por lo que respiran con menos fuerza, introduciendo menos aire fresco y liberando menos dióxido de carbono al expirar con más dificultad. Con el tiempo, los niveles de oxígeno pueden caer y los de dióxido de carbono pueden aumentar, con un impacto negativo en la salud del bebé y en su desarrollo.

En ocasiones los padres no emplean estos consejos por costumbres o creencias previas, pero en estos casos es primordial buscar la seguridad del recién nacido con el fin de evitar riesgos innecesarios.

¿QUÉ CONSEJOS TE DOY PARA QUE TU RECIÉN NACIDO DUERMA SEGURO?

Entre los consejos que hay que seguir para que los bebés duerman seguros destacan:

Siempre:

  • Usar una superficie plana y firme para dormir.
  • Deben dormir boca arriba.
  • Contar con una zona específica para que el bebé duerma.
  • Quitar la ropa de cama suelta, juguetes y almohadas de esta zona.

Nunca:

  • Poner al bebé a dormir boca abajo.
  • Dejarle durmiendo sobre mantas gruesas o edredones.
  • Dormir en la misma cama, especialmente si se ha ingerido alcohol o sustancias que provoquen sueño.
  • Poner al niño a dormir en el sofá o en sillones.
  • Hacerle dormir en sillas de coche o Maxicosis.

Los padres pueden evitar una fuente de estrés si enseñan a sus hijos desde pequeños a dormir de manera segura. Es mucho más fácil y menos traumático enseñar a los bebés desde el principio cómo deben dormir que permitir que duerman de cualquier manera y luego obligarles a cambiar de hábitos. Además, los padres han de tener preparada la zona donde dormirá el niño antes incluso de su nacimiento.

Es importante saber que algunos bebés se adaptarán más fácilmente que otros a las posturas recomendadas. Ser padres muchas veces significa llevar a los niños por un camino determinado para garantizar su seguridad. Por lo tanto, si el bebé no se adapta inmediatamente, no hay que rendirse, lo importante es continuar para evitar estos riesgos.

Valora este artículo del blog:
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Sábado, 22 Julio 2017

Consejos Mensuales GRATIS

Términos y Condiciones

Selector de artículos

Últimos artículos

Contacto

Email:
Webwww.deannamariemason.com

Formas de Pago

Paypal te permite pagar directamente mediante tu tarjeta de crédito. Consúltame si tienes alguna duda.

logo paypal tarjetas