Blog about Proactive Parenting

Find the resources and advice you need, based on current research and best practices, to feel confident and in control caring for your family.

¿Estás aprovechando las tradiciones para mantener a la familia fuerte y unida mientras vivís en el extranjero?

¿Estás aprovechando las tradiciones para mantener a la familia fuerte y unida mientras vivís en el extranjero?

Cuando una familia se muda fuera de su país de origen, o tiene un estilo de vida que implique cambiar de país a menudo, puede ser complicado mantener intacto su concepto particular de familia.

¿Cómo podemos evitar perder el vínculo con nuestra cultura?

Llevar una vida de expatriado implica una gran dosis de adaptación al país y a la cultura en la que estáis inmersos. Quizá en ese país se coma y se cene más pronto o más tarde que en el vuestro. Es posible que las jornadas escolares sean más largas. Al vivir en el extranjero sois tú y tu familia los que lleváis el peso de la presión, que os empuja a adaptar vuestra manera de proceder habitual para poder encajar bien en ese nuevo contexto. Para los niños esto puede resultar confuso. Vuestros hijos quizá todavía no se hayan identificado con una cultura concreta y a sus ojos puede parecer que las reglas cambian todo el tiempo dependiendo del lugar donde os encontréis. Los niños son flexibles pero a la vez puede que te resulte difícil inculcarles los valores y las reglas que deseas transmitirles.

Cuando uno vive en el extranjero, lo que sucede más allá de la puerta de casa normalmente se escapa de su control, pero en tu hogar puedes hacer lo que te parezca correcto y adecuado. En este contexto las tradiciones cobran mucha importancia, porque son actividades fijas que se repiten según va marcando el calendario. Puedes definirlas, personalizarlas e ir repitiéndolas del modo que te parezca más adecuado. Además, estas rutinas familiares pueden transmitir valores. Lo mejor de las tradiciones es la posibilidad que ofrecen de llevártelas «en la maleta>>. El uso de tradiciones, especialmente cuando hay hijos, puede ayudarte a convertir tu casa en una «zona segura» que tú controlas para poder así inculcar un concepto de familia y unos valores.

Las tradiciones pueden ser tanto grandes eventos relacionados con festividades (p. ej., preparar determinadas comidas o decorar la casa) como pequeñas acciones cotidianas que queremos transmitir a nuestros hijos para enseñarles lo que significa formar parte de una familia y cómo han de comportarse. Ambas generan distintos circuitos temporales. Las más festivas marcan el calendario anual, mientras que las cotidianas crean rutinas y contribuyen al buen fluir de cada día en la familia.

Mantener las tradiciones festivas le permite a tu familia esperar todos juntos y con ilusión ese vínculo común que tenéis con vuestro país de origen Es habitual que en días tan señalados habléis por teléfono o intercambiéis mensajes con la familia y los amigos que están en vuestro país celebrando dicho acontecimiento especial. Esta conexión ayuda a mantener vínculos. También les da a los niños un motivo para sentirse identificados con su país de origen, lo cual cobra especial importancia si desde que nacieron no han pasado allí mucho tiempo.

Las tradiciones diarias y semanales (como ir a dar un paseo tras la cena, cenar toda la familia junta, ir el sábado por la tarde al cine o tener una noche dedicada a los juegos de mesa) proporcionan a tu familia una sensación de mayor estabilidad cuando vivís en una cultura diferente. Estos pequeños rituales pueden parecer triviales e insignificantes a ojos de un observador externo, pero son fundamentales en las familias con hijos. ¿Por qué? Porque crean una obligación compartida y un compromiso que requiere la participación de todos los miembros. La repetición de las mismas actividadescrea un sentido de unidad e intimidad.

Es como si estuvieses construyendo un club exclusivo al que solo las personas especiales pueden pertenecer. Cada miembro tiene una serie de responsabilidades y desempeña un papel concreto. Todos tienen que seguir ciertas reglas y valores. Pertenecer a este grupo exclusivo significa que cada miembro puede disfrutar de la confianza y la cercanía del resto de miembros, y tiene la oportunidad de sentirse seguro de sí mismo y a salvo con el papel que desempeña dentro de la unidad familiar. Al final, se trata de poner unos cimientos sólidos que permitan crear una relación de confianza entre todos los miembros y, simultáneamente, transmitan los valores y las reglas que conlleva el formar parte de vuestra familia.

Pero estas tradiciones no deberían ser complejas, sino todo lo contrario. Su objetivo es dotar a la familia de una sensación continuada de normalidad que se pueda alcanzar sea cual sea vuestro lugar de residencia. Estar de fiesta todos los días o sumergirse con frecuencia en preparativos sofisticados y complejos conseguirá agotar a la familia. En su lugar, busca cosas que ya estéis haciendo y que os gusten. Pregúntate si esas actividades promueven los valores familiares que queréis inculcarles a vuestros hijos. ¿Os ayudan estas actividades a estructurar vuestra vida familiar? ¿Se puede repetir fácilmente sin que os provoque agobios? Las únicas tradiciones que te tienes que plantear llevar a la práctica son aquellas actividades que cumplan todos estos criterios.

Cada familia debería esforzarse por crear tradiciones que encajen bien con los valores que han elegido y que los fomenten ¡No se pueden establecer comparaciones ni juzgar a los demás!

Tomando esta información como punto de partida, las ideas con las que has de quedarte y que te pueden ayudar a saber cómo las tradiciones pueden generar un sentido de familia mientras estás viviendo en el extranjero son, entre otras:

  1. Identifica aquellos valores que son importantes para vuestra unidad familiar.
  2. Elije una serie de tradiciones festivas que permitan crear vínculos con la familia y los amigos que están en vuestro país de origen.
  3. Identifica aquellas tradiciones diarias y semanales que fomentan los valores familiares que elegiste en el paso 1.
  4. Sé selectivo: quédate solo con aquellas actividades que se puedan mantener fácilmente.
  5. Estate seguro de que las tradiciones que elijas serán perfectas para las necesidades de tu familia.

El conocimiento es poder

¿Qué rituales soléis mantener en casa? ¡Cuéntanoslo!


Rate this blog entry:
 

Comments

No comments made yet. Be the first to submit a comment
Already Registered? Login Here
Guest
Saturday, 18 November 2017

Captcha Image

FREE Monthly Advice

Terms and Conditions

Article Search

Recent Posts

Contact

Email:
Webistewww.deannamariemason.com

Payment Methods

Paypal allows you to pay directly using your credit card. Ask me if you have any questions.

logo paypal tarjetas