Blog about Proactive Parenting

Find the resources and advice you need, based on current research and best practices, to feel confident and in control caring for your family.

La disciplina es una herramienta para que los padres muestren a sus hijos lo que es importante

blog-paternidad-proactiva-disciplina-herramientas-padres-muestren-a-hijos-lo-important_20190104-100921_1

Los valores surgen de una mezcla mágica de límites, disciplina y ejemplo. Los niños desarrollan una relación cercana y de confianza con sus padres basada en comparar lo que ven, lo que escuchan y lo que experimentan en casa. Además, los límites y la disciplina dirigen la atención de los niños hacia puntos de vista, ideas y comportamientos claramente comunicados por los padres que, en última instancia, apoyan la autoestima y el autocontrol porque estas actividades ayudan a los niños a desarrollar valores en los que basar sus decisiones y acciones. Los padres que deseen educar a sus hijos en valores deben aprovechar el poder de los límites y la disciplina para lograr su objetivo.

La disciplina evalua y enseña comportamientos, actitudes y creencias para la familia

Para ayudar a entender este proceso más claramente, concentrémonos en la disciplina. La disciplina es una herramienta para evaluar y enseñar comportamientos, actitudes y creencias importantes para la familia. La disciplina se aplica para comunicar que un niño no ha cumplido con las expectativas y los límites establecidos por sus padres. Por lo tanto, antes de la disciplina, los padres deben establecer límites concretos y comunicárselos a sus hijos.

En general, los límites:

  • crean un espacio seguro para que los niños maximicen sus capacidades de desarrollo;
  • son lo suficientemente flexibles como para permitir que sigan desarrollándose;
  • están diseñados para proteger su seguridad en todos los aspectos (por ejemplo, físico, emocional, social, etc.).

La disciplina es necesaria cuando los niños no respetan los límites establecidos. Mediante la disciplina los padres marcan claramente dónde está el límite entre lo que es adecuado y lo que no lo es. La disciplina define claramente la frontera al mostrar a los niños que han excedido lo que se considera adecuado para la familia.

Para que quede claro, es necesario que los padres utilicen la disciplina para marcar dónde están los límites del niño. Si no, realmente no hay límites. El uso de la disciplina para que el niño identifique dónde están los límites le ayuda a sentirse seguro mientras mejora la confianza y el respeto hacia los padres.

Los niños no confían ni respetan a los padres que dicen que hay límites y que habrá consecuencias si esos límites y consecuencias no se ejercitan. En estos casos, los niños hacen lo que quieren y saben que, si presionan lo suficiente, sus padres se rendirán y les permitirán comportarse como deseen. Esto hace que el niño se ponga en situaciones de riesgo e impide que aprenda autocontrol.

La disciplina también apoya la relación padre-hijo. Los niños aprenden y ponen a prueba los límites de manera natural. Mediante la disciplina los padres controlan dónde comienzan y terminan los límites. La aplicación de la disciplina es simplemente una continuación de la fijación de límites. La coherencia entre la fijación de límites y el control de su cumplimiento genera confianza entre los padres y el niño. Los niños reconocen y aprecian a los padres que cumplen su palabra. Es cierto que los niños pueden no estar completamente de acuerdo con sus límites o con la disciplina, pero entienden lo que sus padres intentan comunicar cuando se mantiene esta estructura. Esta comprensión entre padres e hijos es clave para establecer una relación cercana y de confianza.

Diferencias entre disciplina y castigo para la educación de nuestros hijos

Es importante aclarar que la disciplina no es lo mismo que el castigo. Con la disciplina se pretende enseñar. Es una herramienta para informar a los niños de que no han cumplido adecuadamente con las expectativas de la familia. La consecuencia, que forma parte de la disciplina, es el mecanismo para motivar a los niños a cambiar su actitud o comportamiento. Los niños son partícipes del proceso de disciplina. El objetivo de la disciplina es ayudar a un niño a mejorar su control interno, lo que significa que ellos auto-regulen su comportamiento para que se ajuste a las expectativas de la familia. Esto conduce finalmente a un autocontrol mejorado. Los padres que usan la disciplina adecuadamente pueden motivar a sus hijos para que asuman la responsabilidad del autocontrol.

El castigo, por el contrario, es el uso del poder para detener un comportamiento concreto lo más rápido posible. La estructura de poder es jerárquica y el niño no tiene ningún papel en la interacción que no sea someterse o resistir al poder de sus padres. No hay un enfoque en la enseñanza. El castigo se centra en la supresión y, más a menudo, en el miedo. Esto conduce a que los niños se concentren en la parte externa del control, lo que significa que su motivación para comportarse bien viene de factores externos, como el miedo al castigo, en lugar de los internos, como los valores.

El uso de la disciplina es necesario si los padres desean establecer límites para sus hijos. Hacerlo ayudará a los padres a comunicar efectivamente lo que es importante en sus familias y, al mismo tiempo, desarrollar una relación sólida y de confianza con sus hijos. En general, la disciplina es una herramienta educativa que ayuda a los padres a criar niños felices y saludables.

Copyright

© 2018 Deanna Marie Mason

 

Comments

No comments made yet. Be the first to submit a comment
Guest
Friday, 24 May 2019

Captcha Image

FREE Monthly Advice

subscribe and participate

Subscribe!

I agree with the Privacy Policy and the + INFO

Article Search

Contact Information

Dr. Deanna Marie Mason

Calle Téllez, 26, 28007 Madrid
E. 
T. +34 912 192 862

Payment Methods

Paypal allows you to pay directly with your credit card. You can also pay directly with your card through our secure BBVA payment portal.

logo paypal tarjetas

medios pago

Want to predict the future of your children?

Subscribe here to learn how to guide them and prevent the most common behavioural problems. And, you’ll receive my E-book full of helpful advice for FREE!

E Book EN Banner

I agree with the Privacy Policy and the + INFO